fbpx

Hedy Lemarr, la espía y actriz que inventó el Wifi

¿Qué decir del siglo XX? Esta época presenció cambios tan increíbles, que aún nos estamos adaptando a ellos. Las distancias se acortaron y la era digital llegó para marcar tendencia. Sin embargo, nada de esto hubiese sido posible sin una mente extraordinaria, que no estaba en los laboratorios sino en las grandes pantallas de Hollywood. Hablamos de Hedy Lamarr, inventora de la red WiFI, y hoy vamos a descubrir su historia.

Un viaje de alta frecuencia

La curiosa travesía de Hedy Lamarr, cuyo nombre de nacimiento es Hedwig Kiesler,  comenzó en Viena, la capital austriaca y su hogar de la infancia. Allí, la joven destacó rápidamente por ser increíblemente hermosa, razón por la cual todos creían que lograría tener una vida perfecta, es decir, casarse y resguardar su belleza en casa.

Sin embargo, esta intrépida vienesa tenía planes muy diferentes. En la década de los 30’s, luego de haber protagonizado sus primeras películas, Hedy Lemarr tomó la decisión de huir de su marido y asentarse en Londres, donde conoció a un influyente productor cinematográfico.

Desde ese momento, la carrera artística de Lemarr creció sin parar, y llegados los años 40’s, ella ya era uno de los rostros más famosos, admirados y recocidos de la era clásica de Hollywood.

¿Un pianista y una actriz? El dúo que patentó el futuro

Ciertamente, Hedy Lemarr pudo haber ignorado aquella guerra incipiente, que ensombrecía el horizonte de Europa y el resto del mundo. No obstante, quedarse sin hacer nada nunca había sido su estilo, así que decidió intervenir en la situación y poner en práctica su otra pasión, la ingeniería.

Además, Lemarr no era solo una aficionada, sino una experta en el área, y no tardó en encontrar aliados. El más significativo fue George Antheil, un pianista estadounidense que había conocido en una fiesta.

Ambos, Lemarr y Antheil, crearon un innovador de sistema de guía por radio, perfecto para aumentar las victorias de los pilotos aliados que combatían en el Frente Occidental. ¿Pero, qué tenía de extraordinario este sistema de guía? Los radares ya existían, y las comunicaciones por radio eran de lo más habituales.

La respuesta a esta pregunta es algo que, hoy en día, sigue presente en nuestra cotidianidad. El sistema diseño por Lamarr y Anthiel utilizaba tecnología de alta frecuencia y aspecto ensanchado, es decir, habían creado la primera red WiFi de la historia.

Este sistema no era solo extraordinariamente innovador, sino que también era imposible de interceptar y decodificar. Sin embargo, algunos líderes del ejército estadounidense consideraron que era un prototipo demasiado aparatoso, difícil de instalar y de producir en masa.

¡Reconocimiento! Ha llegado el gran momento de Hedy Lamarr

Actualmente, las conexiones de Bluetooth, WiFi y demás transmisiones inalámbricas, utilizan como base el sistema creado por Lemarr y Anthiel. Esto convierte a la famosa actriz hollywoodense, que también tiene una Estrella en el Paseo de la Fama, en una de las más destacadas inventoras del siglo XX.

Desafortunadamente, el trabajo científico de Lemarr tardó mucho en ser reconocido. Su idea para optimizar el esfuerzo bélico y ganar la batalla quedó en las sombras durante 50 años, hasta que la naciente industria telefónica, que recién estaba empezando a proyectarse en la década de los 90’s, se encargó de popularizar el sistema de espectro ensanchado y alta frecuencia.

Por último, es preciso mencionar que el legado de Hedy Lemarr, así como el de muchas otras mujeres innovadoras, que cambiaron las ciencias y las artes, no puede ser dejado el olvido. En su lugar, debe servir como apoyo para que cada vez sean más que se animen a crear y, así como Lemarr, cambien el curso de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *